Al brindar un mayor bienestar a los colaboradores, las empresas no sólo ayudan a tener un personal más sano, sino que también obtienen en retorno reducción de costos médicos y seguro, disminuir el ausentismo y tener colaboradores más productivos, creativos e innovadores, y además se reduce las posibilidades de que se vayan a la competencia.

Muchas empresas para medir sus esfuerzos en bienestar y buscar la forma de entender si se están acercando a sus objetivos se fijan en otras compañías, tanto para realizar comparaciones, así como para buscar ideas.

El bienestar se define como la capacidad de mantener un equilibrio entre la vida laboral y personal, un estado físico y mental saludable a lo largo del tiempo, en un entorno de apoyo social y material.

El bienestar comprende seis factores importantes: mostrarse completamente participativo, demostrar autenticidad en nuestra vida profesional, gozar de optimismo, sentirse conectado con otras personas, disfrutar de vitalidad física e intelectual y creer que tenemos un objetivo claro con nuestro trabajo.

Cada vez más líderes de empresas tienen en cuenta el impacto del espacio de trabajo, cómo puede llegar a afectar en gran medida al bienestar de los colaboradores y cómo puede mejorar los resultados de la empresa.

Sabías qué las personas con un bienestar elevado suponen un costo sanitario de un 41% más bajo que el de las personas que no gozan de bienestar (en el punto medio). Asimismo, la tasa de rotación de estas personas es un 35% inferior.

Por esto, lo más importante que pueden hacer los ejecutivos es enviar un mensaje claro a sus colaboradores de que se preocupan por el bienestar de todas las personas. Pero, ¿cómo pueden lograr esto?

Opciones de Espacios

Las empresas deben crear espacios diseñados para el bienestar, estos deben proporcionar una variedad de opciones para la realización de las diferentes tareas y tipos de trabajo que los colaboradores deban llevar a cabo durante el día. Se debe ofrecer opciones de espacios abiertos y cerrados, individuales y grupales. Espacios en los cuales tengan fácil acceso a interactuar con los compañeros y, además darles la oportunidad de encontrar zonas y herramientas adecuadas para realizar su trabajo y que ayuden a reducir los niveles de estrés y aumenten la vitalidad y la conexión entre los colaboradores.

Redefinir la privacidad

Para las personas la privacidad sigue siendo importante en el espacio de trabajo, ya sea para poder tener conversaciones confidenciales, realizar llamadas telefónicas en silencio o concentrarse a solas sin distracciones.

Por esto, debe haber espacios abiertos y privados que cubran las necesidades de las personas de disponer espacios donde puedan trabajar en equipo o concentrarse, donde los usuarios decidan qué espacio utilizar en función del trabajo que tengan entre manos.

Tú, como empresa ¿Qué estás haciendo para brindar bienestar a tus colaboradores?