Una realidad dinámica y en constante cambio requiere adaptación y cambio en los enfoques educativos: el alumno ya no debe ser visto como un receptáculo pasivo del conocimiento, sino como un participante activo en la construcción del conocimiento. Este enfoque requiere un cambio sustancial en el proceso de enseñanza y desafía las relaciones jerárquicas tradicionales entre el maestro y el alumno, así como el entorno de aprendizaje físico.

Hoy en día, el ambiente de aprendizaje debe ser más flexible y dinámico para adaptarse a las necesidades cambiantes del proceso de enseñanza-aprendizaje.

Esta flexibilidad facilita los cambios en la interacción profesor-alumno y mejora el rendimiento de varios métodos de enseñanza-aprendizaje, tales como: enseñanza en una sesión plenaria, aprendizaje entre iguales, aprendizaje en grupo, etc.  Pero, ¿Cómo se puede lograr esto?

Accesibilidad Tecnológica

ambiente de aprendizaje estimulante

Se debe proporcionar un acceso fácil a la información para los estudiantes. El entorno de aprendizaje debe integrar la infraestructura técnica que permite al alumno colaborar con los demás e interactuar con el profesor.

Crear Ambientes con oportunidades de aprendizaje

ambiente de aprendizaje estimulante

Nos referimos a crear espacios que facilitan la investigación y la construcción de conocimiento y habilidades. La interacción entre el diseño de los espacios físicos y los nuevos métodos de enseñanza que den lugar a un concepto de diseño orientado al aprendizaje más integral.

Diversos Entornos

ambiente de aprendizaje estimulante

El entorno de aprendizaje físico debe permitir una variedad de interacciones entre el maestro y el alumno al ofrecer diversos tipos de «entornos» a través de los cuales los alumnos pueden tener diferentes experiencias de aprendizaje.

Los estudios han demostrado que la construcción de un ambiente de aprendizaje especialmente diseñado influye en la atención, la motivación y el rendimiento académico. Por esto es primordial que los centros de estudios empiecen a adaptarse a las necesidades cambiantes del proceso de enseñanza-aprendizaje. Se debe empezar a combinar la pedagogía interactiva dentro de un entorno de aprendizaje activo.